RETRO TEST CHEVROLET CHEVY 230″ 1969.

Como parte de los festejos de GM Argentina por los 50 años de su emblemático modelo Chevy, AUTO AL DÍA decidió sumarse con nuestro segundo retro test (el primero fue a un Ford Falcon Ghia 1983) y la unidad probada fue la misma que fue el protagonista de nuestro programa anterior cuando GM reeditó el lanzamiento de Chevy y hasta del catálogo original. El auto probado en un viaje de 1500 kms, por Gardey y Sierra de los Padres, tenía apénas 37.000 kms. recorridos en 50 años en un estado de conservación y originalidad increíbles. Los invitamos a viajar en el tiempo y analizar detalle por detalle al primer Chevy lanzado en Argentina. En 1970 llegaría el Super Sport de 4 puertas y a fines de ese año la Coupé Chevy SS, pero eso será otra historia.

DISFRUTEN DE ESTE ESPECIAL CON 11 MINUTOS EXTRAS QUE NO SE VIERON EN TV.

8 comentarios:

  1. Más retrotest por favor…

  2. excelente test, amo el chevy

  3. martin escobar aldao

    ¡¡¡ Que emoción !!! Que bello auto. Como siempre. La genialidad de Eduardo. Muchas gracias.-

  4. Hermoso el test como siempre. Aunque debo reconocer que me da lastima que semejante fierro nunca halla pisado las hermosas rutas argentinas antes. Esos fierros fueron hechos para viajar. Gracias Eduardo!!!

  5. Carlos E. Ardanaz Camiletti

    Hola Eduardo!!!, Felicitaciones por el Retro-Test del Chevy’70 !!!, ha salido excelente!!!, es entendible no hacer las pruebas de exigencia, es de destacar que si bien no venían de fábrica los cintos de seguridad, estaba colocados en la carrocería todos los pernos para su instalación, y se disponía de tres relaciones de diferencial normal y otras tres en el autoblcante; lo curioso era que al pasar de luces de estacionamiento a las bajas , las primeras se apagaban, (la llave de luz de la pick-up, al pasar de luz de posición a las bajas permitía mantenerlas encendidas a las pequeñas;) además la llave de luz contaba con una especie de disyuntor de desconección que en caso de exeso de consumo las apagaba, con lo cual usar los focos de “Iodo” de 75/70 w, obligaba a colocarle relays adecuados a las opticas; la radio contaba con que girar a la izquierda la llave, permitía encenderla con el motor detenido, era la posición “accesorios”; en la agencia te podías hacer instalar luz automática de motor y baul, con el riesgoso interruptor de mercuirio, que con los años llegaba a fallar. En viajes nocturnos sin apuros, sin apuros, a unos 90 Km/H, el consumo era inferior a 10 Lts/100Km. Y colocarle las cubiertas Fate-205-R, de la coupé Dodge GTX, daba una serenidad de marcha extrema, una tenida aún superior, sin mayores mermas de aceleración en salidas, mejor consumo y más velocidad final, marcaba casi 15-20 Km/H menos de los que en realidad se estaba circulando, a pesar de que elevaba la carrocería un poco, la estabilidad final se mejoraba, y a velocidad máxima, con 5 pasajeros y cargado, el auto se mecía suavemente en las rectas, como un Fairlane o un Rambler Ambassador en las ondulaciones del camino, con el motor rugiendo al tope, pero claro, eso no era para realizarlo mas que alguna rara vez y con las rectas bien despejadas, a fin de no arriesgar a terceros vehículos. Eran otras épocas,
    MIS FELICITACIONES NUEVAMENTE EDUARDO Y EQUIPO !!!!, POR MÁS RETRO TEST !!!, de Nuestra Industria Automotriz Nacional !!!

  6. “Tirar el cebador para bajar la cantidad de nafta en el carburador”…..hasta donde alcanzan mis conocimientos de mecánica es justamente al revés, uno al tirar del cebador cierra el paso de aire, aumenta el vacío y enriquece la mezcla que ingresa para poder encenderlo cuando esta frio el motor.

  7. Dicen que ser nostalgioso no es bueno, pero que lindos recuerdos de esa época. Parece hoy ver a mi amigo trayendo a mostrarme su Malibú 0 Km que parecía flotar sobre los adoquines de mi calle.
    O los Viernes salir de la facu y subirnos a la Serie 2 de Carlos.
    También recuerdo mi carpeta de la secundaria forrada con el Chevy celeste de Néstor Jesús García Veiga.

  8. Saverio Rodolfo Iaquinto

    Que hermoso recuerdo!!!, es exactamente igual al que tenía mi querido viejo, cuando yo era chico y me marcó muchísimo!!

Responder a martin escobar aldao Cancelar respuesta