¿POR QUÉ FALTAN 0 KM? LA TORMENTA PERFECTA SE FORMÓ SOBRE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ.

Faltan 0 km. Sobreprecios. Faltantes de piezas y componentes. Fábricas paradas por Covid-19 y sin dólares para importar ni permisos para sacar los autos de la aduana. ¿Estamos en el peor momento para comprar un 0 km?. ¿Los nacionales tienen más demanda o más entrega? El análisis de Eduardo Smok, Director de Auto al Día.

14 comentarios:

  1. Y sí Mariano, también hubo y hay mucho de esto, para que lo vamos a negar. Sindicalistas con cargos vitalicios que terminan millonarios y que hablan de democracia, jueces corruptos que defienden empresarios y políticos corruptos, troskos que quieren hacer la revolución y no le laburan un día a nadie y todo un arco de oportunistas a sueldo de diferente calaña, que hacen negocios con el Estado Nacional. Patético. Pero bueno, pensemos en los que quieren hacer las cosas bien (que son pocos, pero rescatables) como para tener esperanza a futuro. Saludos

  2. Damián, tal cual y coincidimos respecto del delincuente riojano. Pero recuerdo y veo que mientras todo lo que comenta sucedía, los políticos, sindicalistas, jueces y grandes empresarios siempre se mantuvieron o convirtieron en millonarios.

  3. Chile …..información del mercado automotor. Tienen un serio problema ….hay tanta disponibilidad de marcas y modelos que es fificil ele6

    • Totalmente de acuerdo con Ud. Importan todo y no fabrican nada, y un 10% de la población muy ostentoso puede comprar esos autos importados y elegir marca y color, mientras el 90% hace milagros para llegar a fin de mes, con economías de subsistencia. O se vienen a nuestro país para trabajar o tratarse alguna enfermedad, porque lo que cobran en chile por trabajos basura no les alcanza ni para arreglarse los dientes. Y no me vengas con argumentos falsos ehhh, que anduve varias veces por el país trasandino y lo único que vi es pobreza y unas pocas ciudades donde se concentra “la gente linda”. Lamentable

  4. Este es un país con una sociedad individualista del ” salvese quien pueda” sin un vestigio de empatía. Cuanto más se dice “no compremos” mas se desesperan en comprar.
    Los políticos, todos, en los últimos 50 años se han ocupado de destruir cualquier signo de desarrollo social o económico, salvo lo que les llene sus propios bolsillos ya que no les conviene tener un pueblo pensante y con capacidad económica propia.
    Me parece bien que las empresas aprovechen lo que nuestra sociedad y estado les propone. Nadie obliga a nadie, cada uno con su dinero hace lo que le parece más conveniente usando la lógica o la pasión, después verá si hizo bien o no.

    • Coincido con Ud. Mariano, excepto que hay que aclarar que en los últimos 50 años los gobiernos que tuvimos no fueron precisamente democráticos. Y esos gobiernos de facto que tuvimos, fueron los que destruyeron el incipiente desarrollo industrial que teníamos. Hagamos un poco de memoria: golpe del 55, Lonardi y luego Aramburu (posteriormente Frondizi, condicionado por los militares que vendió y/o destruyo el capital productivo incluyendo el petróleo). Luego vino un nuevo golpe en el 66 y aparecieron Onganía, Levingston y Lanusse. Luego vino un nuevo golpe en el 76 con Videla, Viola, Galtieri y Bignone. Para esta etapa, la industria estaba destruída (habían cerrado practicamente toda la industria, pero algo quedaba, algo se resistía). Quién se encargó de terminar de destruirla fue un delincuente de La Rioja, con pinta de campechano y bonachón que nos prometió revolución productiva, revolución educativa y salariazo. Más recientemente, y como no había más nada que rematar, excepto servicios y pedir guita prestada para hacerla desaparecer, apareció el último esperpento que no habla de otra cosa de fútbol y que prometió pobreza cero. Lo que nos pasó es una tragedia. Hay que pensar este país a largo plazo, y copiar modelos de desarrollo, no modelos de atraso y dependencia, como Chile, Uruguay y la mayoría de los países sudamericanos, africanos, asiáticos o europeos del este (con algunas excepciones en los asiáticos y europeos del este). Saludos

  5. Creo que es el momento de NO COMPRAR UN AUTO, salvo extrema necesidad. aun cuando tengan un vehiculo disponible, y te lo vendan, despues va a emprezar el drama de los repuestos. NO HAY EN PLAZA. me pasa con VOLKSWAGEN y ALRA S.A. y un 0 km. no es barato. pero nadie te avisa del dia despues

  6. Gustavo Ciapetta

    Coincidiendo con el informe de Eduardo , hoy pregunte por el Toyota Corolla Cross, me dijeron en Agencia Oficial que hasta despues de agosto no hay autos. Pregunto, para que hacen presentaciones de nuevos modelos que en definitiva es “humo”.

  7. La tormenta perfecta solo puede dejar, como resultado, un cielo diáfano y claro, como nunca antes. Tal vez hace falta una tormenta perfecta para:
    – Volver a desarrollar autos y autopartes nacionales y dejar de importar el 50% de los componentes de autos considerados “nacionales”.
    – Dejar de depender, para algunas marcas, de Brasil, cuya actualidad económica es sombría, producto del esperpento que tienen como presidente y que nos está llevando puestos a nosotros también.
    – Replantearse la globalización como sistema económico (solo le sirve a los países desarrollados) y volver al proteccionismo industrial nacional, que genere mano de obra, diversidad y valor agregado a los productos.
    – Generar relaciones bilaterales comerciales con países con los cuales se puedan realizar genuinos y beneficiosos intercambios. Cualquier operación comercial entre países siempre tiene que tener en cuenta la balanza comercial favorable.

    Nuestro país pasó de desarrollar y fabricar aviones jet, tractores, pick ups, barcos y tecnología aeroespacial a no poder comprar un auto low cost porque un pequeño país del este no provee “chips”. Sin lugar a dudas, algo hicimos mal en las últimas décadas. Tal vez sea el momento de hacer los cambios necesarios (creo que estamos a tiempo) y dejar de escuchar a ciertos descerebrados que proponen la “chilenización” de la economía, es decir, no producir nada, importar todo para una pequeña “elite” y vivir de servicios (turismo) y algunos productos primarios, como el cobre, vinos, y productos de hojalata.
    Sí, que venga la tormenta perfecta¡¡ La esperamos.

    • Suscribo absolutamente.

    • Hector Heber Moises

      Buscaba un palabra para contestarte de manera educada y la que se me viene a la cabeza una y otra vez es “rancia”. No podes acudir al proteccionismo porque atrasas decadas en poco meses, con proteccionismo pagas 1000 dolares una notebook que tiene tecnologia vieja… Algo que la poblacion podria pagar 300 dolares y por tanto todos los procesos productivos se encarecen y retrasan

      • No hablo de un proteccionismo absoluto ni de un día para otro. Hablo de un proceso político, una dirección desarrollista a largo plazo que implique industria nacional, no el desarrollismo de Frondizi (de importar tecnología) que nos fundió, nos condicionó no solo en lo económico, sino en lo político. Repito, si tu idea de desarrollo económico de un país se limita a comprar el ultimo celular o la última notebook a precio razonable, tu modelo económico es el de Chile. Yo pienso otra cosa. Por otra parte, no es cierto que proteccionismo sea igual a atraso. Eso es un mito. Y si no fijate cuales son las políticas de Estados, de Alemania, de China, de Francia, del Reino Unido, de Japón. Son los principales proteccionistas y ¿Son países atrasados? Hay que leer Historia Económica para opinar con fundamento. Saludos

  8. Vos sabés que acá en Córdoba AE veo mucho…la sensación que me da es la gente se queman los ahorros que tienen…o se empernan a prepetuidad por eso tantos Cronos en su mayoría deben ser plan de ahorro. Pero si es un pésimo año para comprar un auto

Deja un comentario