EDITORIAL: EL NEGOCIO DEL RETRODISEÑO. ¿QUIÉN GANÓ Y QUIÉN PERDIÓ?. (12.12.2021)

Probando un MINI. se nos ocurrió hacer un repaso de la moda que llegó hace unos 20 años inspirada en el retro diseño. Hubo ganadores y perdedores, modelos y hasta marcas surgidas por esta moda. ¿Por qué no puede haber retrodiseño argentino?

5 comentarios:

  1. Luis Alberto Martin

    primero , muy buena la nota. quizás lo que yo piense sea una pavada, pero la silueta de sandero es algo parecido a renault 4, 6. creo que para rediseñar el R 4 es bastante difícil y así todo lo que uno podría pensar y decir que lindo seria que vuelva esto u otro modelo. cada uno marco una época y hoy como están las cosas creo que debe ser mucho más difícil y costoso, con un futuro lleno de insertidumbre.

  2. Viendo que un Fiat 500 se produjo en casi 4 millones, una Kombi,11 millones, un Mini 10 millones, o un VW «Escarabajo» con 21,5 millones de ejemplares producidos y todos ellos repartidos en mayor o menor número por casi todo el mundo, pienso que no hay ni mercado ni tampoco inversionistas que se arriesgaran a revivir un auto norteamericano, reformado y hecho por una empresa argentina, al que luego se lo comercializó con una marca francesa y que vendió solo 99.500 unidades en un remoto país llamado Argentina.

  3. Aplausos para Damian , realmente muy buen aporte. Felicitaciones

  4. Hola Eduardo. Permitime ponerme un poquito polémico y agregar algún elemento de análisis respecto del porqué no podría salir hoy un rediseño de Torino. En antropología se trabaja con el concepto de etnocentrismo, es decir, interpretar todas las culturas a partir de la propia, en un sentido de superioridad sobre las demás. Aparte de tus explicaciones, que considero válidas, estimo que a los ceos de Renault les molestaría mucho trabajar sobre un rediseño de un modelo que no surgió de su casa central francesa de diseños, de su «riñón» creativo. Surgió en Sudamérica y esto, mal que le pese a muchos, molesta y es algo que muchos empresarios de pensamiento etnocéntrico no hubieran dejado pasar. Es por ese mismo motivo que Torino no fue un auto mundial ni nunca fue contemplada su adaptación a los nuevos tiempos, aunque tenía todos los ingredientes para serlo y para ser adaptado/actualizado. Su peor defecto era su lugar de origen.
    En segundo lugar, cuando pasan tantos años y la estética de los tiempos cambia tanto, es imposible ajustarse, ya que en la actualidad la tendencia en la estética es a fabricar autos pequeños o medianos (para familias pequeñas) y mecánicamente ir hacia el downzising o motores pequeños más comprimidos y con turbo.
    El rediseño de los pequeños del pasado es posible porque se ajusta a esta tendencia, pero para que los autos de grandes cilindradas vuelvan, debería regresar una etapa de bonanza energética que no es posible con los recursos actuales.
    A pesar de todo esto, creo que a los centros de diseño le sobran recursos como para lanzar un Torino 2.0 turbo con 250 cv y con carrocería más corta y una estética actual, pero ¿A quién le interesa relanzar un auto diseñado en Sudamérica? La definición siempre es política, no técnica.
    Saludos

Deja un comentario